AMORUCOS, TU TIENDA ONLINE DE ROPA INFANTIL
Ahora envios gratuitos a partir de 60 €

Dormir con tu bebé

Dormir con tu bebé

Como colecho se entiende el hábito de dormir con tus hijos. hay varias maneras de practicarlo, desde dormir juntos en la misma cama, usar una cuna de colecho, que va enganchada a la cama de matrimonio, o usar una cuna normal a la que se le quita uno de los laterales para unirla a la cama de los padres.

En nuestra historia, nuestros antepasados practicaban el colecho, pero poco a poco con la llegada de viviendas con varias habitaciones se empezó a separar a los bebés de sus padres para dormir, perdiendo las grandes ventajas de pernoctar juntos.

Una de las ventajas de compartir cama con nuestros amorucos es que facilita la lactancia nocturna, la madre puede amamantar al bebé todas las veces que éste lo demande sin tener que levantarse de la cama, sin coger frío, sin perder el sueño, de hecho, muchas veces la madre no sabe exactamente cuantas veces se ha despertado, porque en realidad ¡no se ha llegado a despertar del todo!  Por la noche además es cuando mas prolactina tenemos las mujeres, que es la hormona que estimula la producción de leche. Si el bebé no es amamantado también se beneficiará, en su alimentación nocturna, del colecho, la madre puede tener lo necesario para hacer el biberón en la misma habitación y dárselo con la mayor rapidez, sin tener que levantarse pudiendo conciliar el sueño de manera mas sencilla.

Mas ventajas del colecho:

El roce con los padres les ayuda a reforzar su sistema inmune, y a regular la produccion de encimas y hormonas necesarias para su correcto desarrollo. Además, el contacto físico con los padres les ayuda a regular su ritmo cardiaco, haciendo que éste sea mas tranquilo y saludable.

También se cree que durante las primeras semanas de vida del bebé, su ritmo respiratorio no es suficientemente maduro y es frecuente el caso de apneas. Si la madre duerme a su lado, además de amamantarle más y mejor, le proporciona al bebé un patrón de respiración que éste puede imitar.

Al estar en contacto con el bebé, se reducen los episodios de llanto, por lo que toda la familia descansa mucho mejor.

Si la temperatura del bebé sube mucho, la de la madre baja para compensarlo

Los bebés se despiertan más a menudo, pero durante menos tiempo que si duermen separados y entran menos tiempo en fase de sueño profundo (con lo que el riesgo de la muerte súbita, que se supone ocurre en esta fase, es más bajo).

El desarrollo neuronal ocurre en su máximo esplendor en la fase de sueño menos profunda, con lo que al practicar colecho, no sólo se le da más leche materna, que es ideal para su protección fisiológica, sino que se está potenciando su desarrollo mental.

Ciertos estudios demuestran que quienes experimentaron el colecho en su primera infancia, de adultos demostraron que poseían más autoestima, más autocontrol, seguridad en sí mismos, tolerancia al estrés, mayor nivel de optimismo y grado de felicidad.


Vosotros, ¿Qué opinais? ¿practicais colecho? No lo habeis hecho porque no conociais todas sus ventajas? Contadnos vuestras experiencias. Yo particularmente apenas lo práctiqué con mi hijo mayor, pero con la pequeña lo hacemos desde el primer día, y las noches son mucho mas tranquilas que con el mayor. Estamos encantados de dormir juntos, y descansamos mucho mejor. De hecho nuestra pequeña duerme mas y mejor por la noche que por el día!


Mas información: http://www.crianzanatural.com/art/art1.html

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: