AMORUCOS, TU TIENDA ONLINE DE ROPA INFANTIL
Ahora envios gratuitos a partir de 60 €

Que no te pare el calor...

Que no te pare el calor...

Estamos pensando ya todos en las vacaciones, y queríamos ofreceros unos consejos a tener en cuenta con los pequeños de la casa en estas fechas en las que el calor aprieta. Nuestros pequeños amorucos pueden llevar peor el calor que los adultos, por eso hay que seguir unas pequeñas indicaciones para que disfruten a tope del verano y nada se lo estropee. 

Debemos proteger a los niños con gorros y ropa fresca, (en amorucos, tenemos un amplio catálogo disponible en el que encontrarás prendas fresquitas, ideales para los días de mas calor, y gorros y gorras para todos los gustos)  transpirable y de colores claros, evitando que realicen ejercicio físico intenso en las horas de más calor.

Para prevenir el golpe de calor en los niños hay que evitar el sol directo sobre la cabeza, usando una gorra. No se debe permanecer en el exterior en las horas de más calor y menos todavía hacer ejercicio físico intenso. En casa hay que permanecer con las persianas bajadas y procurar refrescarse con ventiladores, aire acondicionado a temperatura suave y duchas. En la calle, buscar la sombra, fuentes o lugares más frescos.

También tenemos que variar un poco la alimentación en estos días, debemos ofrecer abundante agua a los niños e incluir en su alimentación muchas frutas, verduras, zumos y refrescos, evitando comidas copiosas o muy grasientas en las horas de más calor.

Los bebés tienen un mayor porcentaje de agua en su organismo, de un 80% y son los más vulnerables a la deshidratación, sea por exceso de calor, por diarreas o por un aporte de agua limitado, pero igualmente debemos aumentar las precauciones con los niños pues, cuando más pequeños sean, más delicado es su equilibrio y menos conscientes son de tener sed.

La prevención es sencilla. Debemos evitar la exposición al calor excesivo, vestir al niño con ropas frescas, darle alimentos ricos en agua y ofrecerle líquidos. Con los bebés de pecho simplemente con ofrecerle mas veces el pecho lo tenemos controlado, no es necesario darles agua, aunque a partir de los 6 meses ya pueden tomarla, si toman pecho a demanda no es necesario. 

Los síntomas del golpe de calor son un colapso, el pulso se acelera mucho, hay mareos y nauseas. La temperatura del cuerpo asciende y, si supera los 39 grados, es indispensable acudir a buscar ayuda médica. Otros síntomas son la piel seca y enrojecida y la confusión mental. En los casos más graves puede llegar a perderse la conciencia, pero siguiendo estos consejos podremos tenerlo controlado.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: